martes, 9 de diciembre de 2008

El regreso de las Mariposas.


Una mariposa dio vueltas

en torno a mi cintura; no parecía de verdad un insecto

–si es acaso que las mariposas son insectos y no maravillas-,

me quedé muy quieta,

como un árbol o como un fruto que colgara de un árbol,

algo me quería decir y yo no podía escucharla;

te señaló: esto es un milagro, pensé…

se posó aquí en mi costilla,

tu mirada me recorrió, me sonreíste…

He inmediatamente ella voló hacia ti

la tomamos de las patas lo más delicado que pudimos

y la pusimos en el lado izquierdo de nuestro pecho.

Me acerque y te susurre al oído,
¡Ahora estas aquí!,
Me besaste y respondiste…
Hace tiempo que vives en mí ...
Eres tú !!!

2 comentarios:

Paladín Sombrío dijo...

Qué hermoso texto Alquimista. Es en verdad un regalo.

La Alquimista dijo...

COMO PUEDO PALADIN, YA SABES COMO PUEDO ...